La COVID-19 y la necesidad de una cadena de frío con temperaturas ultrabajas

Personal de UPS que examina la lectura en el monitor del congelador Stirling Ultracold.

Operación Warp Speed, la colaboración multimillonaria público-privada estadounidense, enfrenta la abrumadora tarea de desarrollar y distribuir vacunas contra la COVID-19 en cuestión de meses.

Tras la posible aprobación de la vacuna, es posible que aproximadamente 300 millones de dosis estén disponibles para su distribución a partir de enero. Además, otros fabricantes de medicamentos y sus investigadores están corriendo para desarrollar sus propios tratamientos en tiempo récord.

Eso significa que las principales empresas de transporte y distribución deben actuar rápidamente para crear planes de “cadena de frío de temperatura ultrabaja (ULT)”.

Las vacunas más prometedoras en trámite requieren almacenamiento a temperaturas ultrabajas, tan bajas como -80 grados Celsius (-112 grados Fahrenheit). Eso requiere miles de congeladores ULT especializados.

Las empresas de logística como UPS están instalando granjas de ultracongeladores cerca de centros aéreos estratégicos en Estados Unidos y Europa. El objetivo inmediato es almacenar y enviar una nueva vacuna contra la COVID-19 cuando y donde sea necesario.

Este ritmo urgente promete forzar cambios rápidos en la tecnología de ultracongeladores y en la industria de envíos 3PL. Estos cambios están acelerando el futuro de la distribución y logística biofarmacéutica.

La inteligencia artificial (IA) ya está acelerando las pruebas de los medicamentos, pero también puede ayudar en el avance de otros productos farmacéuticos, según los Institutos Nacionales de Salud. La capacidad de ofrecer estos tratamientos personalizados depende en gran medida de las opciones tecnológicas con visión de futuro.

Personal de UPS Healthcare revisando botellas en un congelador

Ultracongeladores ULT hoy

La mayoría de los ULT utilizan tecnología comercial basada en compresores para regular las temperaturas mediante ciclos de encendido y apagado. Pero son máquinas complejas que requieren un mantenimiento frecuente; demandan una enorme cantidad de energía y espacio para funcionar y generan un calor excesivo, lo que aumenta los costos de climatización. Pero son el estándar de la industria.

En los últimos años, una nueva tecnología de ultracongeladores ha experimentado una rápida adopción, ya que supera muchos de estos problemas. Al incorporar el diseño básico del motor Stirling, estos ULT utilizan un motor Stirling de pistón libre que requiere pocas piezas móviles y nada de aceite en el sistema.

Por lo tanto, los ULT prácticamente no requieren de mantenimiento y casi no fallan. Debido a que el motor funciona continuamente, mantiene una temperatura precisa en estado estable y se recupera rápidamente después de que se abre la puerta del congelador. Con este motor de pistón libre, puede contener más muestras en un espacio más pequeño, usar menos energía y generar un calor ambiental mínimo.

Los requisitos de temperatura inciertos de los diferentes laboratorios de la vacuna contra la COVID-19 también han despertado el interés en los congeladores ULT más nuevos debido a su amplio rango de temperatura, capaces de almacenar muestras de manera confiable desde -80 grados Celsius a -20 grados Celsius.

Independientemente de la tecnología ULT, estos congeladores ahora requieren que el personal almacene y retire manualmente los medicamentos y las muestras, todo mientras se administra el rendimiento de los congeladores, generalmente con una documentación mínima. Para seguir el ritmo de los cambios de la industria, los ultracongeladores están buscando soluciones que permitan el rastreo de muestras, el control de la temperatura y una pista de auditoría fiable.

“Las muestras biológicas se han convertido en un verdadero activo de la empresa. Como tal, la gestión de muestras ahora es aún más crítica”.

El aumento de la gestión remota de los datos y la supervisión de datos de congeladores de temperatura ultrabaja

Cuando se trata de ultracongeladores, los trabajadores necesitan conocimientos para evitar errores o retrasos en sus procesos de gestión de muestras. Abren puertas y clasifican muestras cubiertas de escarcha para encontrar la que necesitan, lo que puede permitir que el aire caliente entre en contacto con el contenido del congelador.

Deben ser conscientes de la necesidad de mantener la cadena de frío de custodia mientras extraen muestras para su procesamiento posterior, investigación o aplicaciones clínicas. Esto requiere una gestión de datos e inteligencia a través de la nube.

Las muestras biológicas se han convertido en un verdadero activo de la empresa. Como tal, la gestión de muestras ahora es aún más crítica.

La conectividad en la nube permitirá la supervisión, el control y el análisis predictivo remotos basados ​​en sensores en los bancos de ultracongeladores. Un flujo continuo de datos detectará las características de rendimiento para proporcionar información “en el equipo” crítica para garantizar una gestión adecuada de las muestras, lo que aumentará la eficacia de los productos biológicos.

Los congeladores ULT del futuro introducirán capacidades de acceso guiado, que permitirán el rastreo y visualización de viales en los sistemas de gestión de laboratorio y en los puntos de acceso del congelador. Los investigadores y los 3PL sabrán exactamente dónde se encuentran sus muestras dentro del congelador para que puedan preservar la cadena de frío de custodia, mejorando la integridad de la muestra.

Múltiples congeladores en un almacén

Robótica y la “máquina expendedora” ULT

En este momento, los trabajadores toman cajas de vacunas y otros productos biológicos de los ultracongeladores y las clasifican y empaquetan para su envío. Los robots simplificarán ese proceso al interactuar con los ultracongeladores para seleccionar la ubicación, el lugar y la recuperación de las dosis.

La precisión y la velocidad robóticas mejorarán aún más la cadena de frío de custodia. Con el enorme crecimiento de la medicina personalizada (tratamientos desarrollados utilizando manipulación genética y tecnología CRISPR para crear terapias dirigidas para pacientes individuales), los ULT se convertirán en “máquinas expendedoras virtuales”, capaces de encontrar una dosis entre cientos de millones para la entrega directa a puntos de atención al paciente.

Logísticamente, el software indicará a los robots que muevan el contenido de un congelador completo a otros congeladores, si es necesario.

La convergencia de la gestión de la información, el análisis predictivo, la robótica y la IA es inevitable y establecerá una custodia de la cadena de frío más fiable y robusta para todo tipo de materiales biológicos.

A medida que avancen los medicamentos y los productos biofarmacéuticos, el almacenamiento de ULT en las instalaciones, incluidas las operadas por UPS, se convertirá en las cámaras de compensación y los centros de distribución de nuevas vacunas, terapias y muestras médicas, almacenadas automáticamente y enviadas instantáneamente a pedido.

Ahora en la cúspide de la posible distribución de vacunas, así como en un futuro dramáticamente diferente, es imperativo que sigamos adaptándonos y creciendo para ambos.

Descubra cómo la inversión en la red global de UPS Healthcare brinda a las empresas las mejores soluciones de almacenamiento en cadena de frío.

Mujer sonriente

Hablemos

Nos encantaría saber más sobre sus necesidades empresariales.

Contáctenos y descubra cómo un plan de logística a la medida podría ayudarle a posicionarse para el éxito.

Pregunte a un experto