de
  • UPS continúa operando – Impactos en nuestro servicio a causa del Coronavirus…Más
Saltar al contenido principal

Laminado de plástico con aire encapsulado (burbujas)

Embalaje de plástico con burbujas

Utilización de laminado de plástico con aire encapsulado El laminado de plástico con aire encapsulado (empaque con burbujas) es un material de empaque formado por burbujas de aire incrustadas entre dos poli-láminas selladas entre sí. Este proceso permite al aire encapsulado proporcionar amortiguación para proteger contra impactos a los artículos.

Ventajas del embalaje de plástico con burbujas

El aire encapsulado proporciona una buena protección para los artículos ligeros y se puede cortar para envolver virtualmente a productos de cualquier forma o tamaño. No debe utilizarse para envolver productos pesados. Si utiliza laminado de plástico con aire encapsulado, utilice varias capas para asegurarse de proteger todo el producto, incluidas las esquinas y bordes.

Uso de laminado de plástico con aire encapsulado

El laminado de plástico con aire encapsulado se confecciona con burbujas de aire con una altura de 1/4 pulgadas (0.64 cm), el cual proporciona protección a la superficie. El laminado de plástico con aire encapsulado es un material de embalaje que se confecciona con burbujas de aire con una altura de 1/2 pulgadas (1.27 cm) y se utiliza como material de absorción de impactos.

Envuelva cada artículo por separado y colóquelo en un contenedor robusto. Para los artículos frágiles será necesario separarlos adecuadamente entre ellos y de las esquinas, lados y parte superior e inferior de la caja. Cada artículo debería estar rodeado como mínimo por dos pulgadas (cinco cm) de laminado de plástico con aire encapsulado y estar colocado como mínimo a dos pulgadas (cinco cm) de las paredes de la caja. De este modo se evitan los daños producidos por golpes entre productos y se protege el contenido de golpes y vibraciones, que se pueden transmitir del exterior de la caja a su contenido. Utilice la cantidad de laminado necesaria para asegurarse de que el contenido no se pueda mover cuando se sacuda a la caja.