Cadena de frío para zonas calientes

La ayuda humanitaria de UPS Healthcare a Malaui muestra habilidad, voluntad y un buen corazón como base de todo.

Una enfermera administrando una vacuna COVID-19 en Malaui

No todas las personas pueden señalar Malaui en un mapa.

Eso no impidió a la COVID-19 encontrar a la nación de África oriental.

La pandemia se extendió como pólvora hasta las aldeas más remotas de este país en desarrollo de 18 millones de habitantes. Los dirigentes recurrieron a la comunidad internacional para que apoyaran los esfuerzos de llevar vacunas críticas a los habitantes de Malaui.

Malaui es un país de geografía accidentada, y algunas partes son notoriamente difíciles de alcanzar. Muchas aldeas carecen de electricidad constante, agua corriente y otros servicios, incluida la refrigeración. Dado que las vacunas COVID más disponibles y efectivas deben mantenerse a temperaturas ultrabajas (-20 °C a -80 °C), Malaui se enfrentaba a una situación de vida o muerte:

¿Cómo podrían distribuirse eficazmente las vacunas en un país sin una infraestructura de suministro de frío extremo?

Aparece en escena UPS, en la persona de Craig Arnold, vicepresidente de ventas del sector salud.

Gracias a los esfuerzos, la experiencia y la infraestructura ofrecidos a través de Craig y los socios de UPS que él reunió, ya existe una cadena de suministro ultrafría. Las vacunas empezarán a llegar a los malauíes en octubre de 2021.

El hecho de que todo esto haya sucedido habla del buen corazón y la mentalidad comunitaria global de UPS.

Un proyecto de pasión humanitaria

Craig tuvo su primer contacto con el servicio humanitario en 2010, cuando fue voluntario en Haití. Llegó solo un par de días después de un devastador terremoto que cobró 200,000 vidas. Veintitrés días y 10 vuelos de UPS más tarde, Craig y un pequeño equipo del Ejército de Salvación, con el apoyo de la Fundación de UPS y la seguridad de la 82.ª División Aerotransportada del Ejército de Estados Unidos, habían entregado con éxito 1.2 millones de comidas.

“Vi cómo esa misión vinculaba tres cosas”, afirmó Craig. “Experiencia internacional. Experiencia logística. Y esfuerzo humanitario.”

El trabajo de ayuda se convirtió en un “proyecto de pasión”. De día, ayudaba a UPS Healthcare a transportar suministros médicos y medicamentos por todo el mundo. Por las noches y los fines de semana, mantenía vínculos con La Fundación de UPS y con organizaciones no gubernamentales (ONG), encontrando a menudo conexiones que coincidían con el trabajo de UPS. Dirigió los esfuerzos logísticos del Ejército de Salvación tras los desastres naturales de Filipinas, Puerto Rico, las Islas Vírgenes y Vanuatu, en todos los casos confiando en la red, la experiencia y la generosidad de UPS para entregar la ayuda que tanto se necesitaba.

En marzo de 2021, La Fundación de UPS anunció su compromiso de apoyar la distribución equitativa de las vacunas COVID-19 en todo el mundo, financiando la producción de 20 millones de dosis a países de ingresos bajos y medios. (Hasta la fecha, la Fundación ha duplicado con creces esa distribución, tras un lento comienzo de espera de las vacunas). En junio de 2021, el gobierno de Estados Unidos se comprometió a suministrar 500 millones de dosis a los países en vías de desarrollo, y el trabajo diario de Craig y su proyecto de pasión volvieron a converger.

Utilizó su tiempo de vacaciones personales para viajar a Malaui. Le costó mucho trabajo, pero finalmente consiguió entrar al país durante sus escalas en Europa y Kenia. Lo que Craig encontró exigió sus habilidades más creativas para resolver problemas.

En el país no había congeladores con temperaturas ultrabajas ni capacidad de hielo seco. Malaui tendría que construir una cadena de suministro de ultrafrío básicamente desde cero. Y eso es exactamente lo que Craig y los miembros del grupo de trabajo COVID del Ministerio de Salud consiguieron.

La cadena de frío funciona así:

Las dosis llegan a Lilongüe, la capital, y se llevan a un almacén central de vacunas. Allí, las dosis que pueden usarse en la zona en los siguientes 30 días van a los refrigeradores normales (adecuados para almacenar la vacuna a corto plazo). Sin embargo, el 60 por ciento de las dosis se necesitan fuera de la capital. Para transportarlas, UPS suministró congeladores Stirling portátiles que funcionan a -80 °C. Esto permite que 29 hospitales de distrito reciban las vacunas críticas.

“Estos ultracongeladores portátiles representan un cambio radical”, afirma Craig. “Cada unidad mantiene 8,120 dosis a -80 °C. Tendremos uno en cada hospital de distrito... lo que significa que 250,000 dosis a la vez estarán en posición segura para llegar a todos los rincones del país.”

Algunos viajes por tierra serán calurosos, largos y arduos, pero los congeladores Stirling pueden mantenerse fríos simplemente enchufándolos a los encendedores de los vehículos de transporte.

La entrega desde los hospitales de distrito hasta los remotos lugares de vacunación rurales requiere otro tipo de empaque de cadena de frío: las Orcas. UPS donará 50 de estos contenedores fríos diseñados para transportar la entrega a mano a ubicaciones remotas.

“Siempre que las dosis se utilicen en 30 días”, dice Craig, “pueden conservarse a una temperatura de entre 2 °C y 8 °C una vez descongeladas. Las Orcas son cajas de cambio de fase, basadas en materiales, que pueden mantener las vacunas a esas temperaturas de tres a cinco días sin electricidad... cinco veces más que los transportes basados en agua.”

Por último, UPS está ayudando al Ministerio de Salud proporcionando un asesor técnico, Michael Andrew. Estuvo con Craig durante la fase de planificación, y sigue allí para garantizar una ejecución sin problemas. UPS también está proporcionando entrenamiento y un proceso de certificación para las personas que manipulan las dosis a lo largo de la cadena de suministro.

Innovación en la cadena de frío

La inspiración y la innovación de Craig Arnold y de sus socios de UPS fueron reconocidas el 8 de septiembre, cuando el Ministro de Salud de Malaui, el Honorable Khumbize Kandodo Chiponda, y el embajador de Estados Unidos en Malaui, Robert Scott, se reunieron en una ceremonia para entregar oficialmente los recursos de la cadena de frío y lanzar el esfuerzo de vacunación.

El bien hecho aquí sobrevivirá a los esfuerzos de ayuda de COVID.

“Los congeladores y cajas de refrigeración serán útiles durante 10 años”, afirma Craig. “Este proyecto permitirá el transporte de cualquier vacuna y tratamiento que requiera un transporte ultrafrío, incluidos los tratamientos de terapia celular y génica y los medicamentos oncológicos.

“Construimos este sistema de cadena de frío para que Malaui superara el obstáculo de un millón de dosis de vacunas”, dice Craig. “Pero este activo permanecerá listo para usarse durante mucho más tiempo.”

Los recuerdos de agradecimiento de Malaui hacia Craig y UPS Healthcare permanecerán también durante mucho tiempo.

UPS considera que el transporte de productos farmacéuticos y biológicos, de muestras de laboratorio y de otros reactivos sensibles a la temperatura, especialmente durante la pandemia de covid-19, es de crítica importancia. Más información sobre las soluciones de cadena de frío de UPS.

Mujeres sonriendo

Hablemos

Nos encantaría saber más sobre sus necesidades empresariales.

Comuníquese con nosotros para saber cómo un plan de logística personalizado puede ayudarle a posicionar su negocio para el éxito.

Pregúntele a un experto