Ir al contenido principal

Soporte de reclamaciones

Iniciar una reclamación

Puedes iniciar una reclamación para los paquetes que se han perdido o dañado:

  • Pérdida: Puedes rellenar una reclamación sobre un paquete si no se ha entregado en las 24 horas posteriores a la fecha y hora del envío. Antes de poner una reclamación, te recomendamos que compruebes las puertas exteriores y las ubicaciones en las que se haya podido dejar el paquete, como el porche, el patio trasero, el garaje y cualquier zona alejada de los posibles problemas climatológicos. También debes comprobar si otra persona ha retirado el paquete. Si sigues sin localizarlo, ponte en contacto con el remitente para poner una reclamación.
  • Dañado: El remitente o el destinatario pueden poner una reclamación por un paquete dañado, aunque UPS anima al destinatario a informar de los problemas del paquete.

Nota: Para una completa descripción de los requisitos para el proceso de reclamación, consulta los Términos y condiciones del servicio/transporte en vigor en el momento del envío.

Para paquetes admisibles, puedes solicitar el reembolso de los paquetes no entregados a tiempo, accediendo al centro de facturación de UPS.

Acceder al centro de facturación de UPS

Iniciar una reclamación

Gestionar reclamaciones

  • Editar reclamaciones

    Realizar cambios a tu reclamación

    Editar tu reclamación, subir información adicional, y recibir actualizaciones de reclamaciones

  • Enviar una reclamación

    Enviar una nueva reclamación

    Iniciar una nueva reclamación utilizando una aplicación segura.

  • Historial de reclamaciones

    Ver el historial de reclamaciones

    Revisar el historial de reclamaciones de hasta 270 días.

  • Exportar datos

    Crear informes o extraer datos por razón de conveniencia.

  • Configurar preferencias

    Cambiar cómo contactar contigo con respecto a alguna reclamación en cualquier momento.

  • Personalizar tu diseño del panel

    Organizar tu panel de control para cumplir con tus necesidades.

Ver el panel de reclamaciones

Pago

Si tu reclamación ha sido emitida, el remitente del registro puede realizar una solicitud de pago, a menos que el remitente del registro haya proporcionado la aprobación o la liberación y haya solicitado que paguemos a otra parte. Se enviará un Formulario de solicitud de pago a través del conjunto de métodos preferido en tu perfil (fax, correo o correo electrónico).

El siguiente paso es proporcionarnos documentación de apoyo que muestre el precio de compra, el coste actual, el coste de reparación o el coste de reemplazo de la mercancía en cuestión. El Formulario de solicitud de pago de reclamación se debe cargar con este documento/factura de apoyo online a través del portal de reclamaciones. Si no puedes cargar la información, puedes enviarla por fax o correo postal. Al enviar los documentos de pago de reclamaciones, asegúrate de que el número de reclamación asociado aparezca en todas las páginas de documentos de apoyo.

El pago de las reclamaciones se puede enviar mediante transferencia electrónica de fondos (EFT) o por cheque. Para recibir el pago por EFT, deberás proporcionar la siguiente información de cuenta bancaria:

  • Nombre del banco
  • Número de cuenta bancaria
  • Código bancario

Si no se proporciona la información de la cuenta bancaria, se enviará un cheque en papel para el pago. Para ayudar a evitar demoras en la recepción de pagos, asegúrate de proporcionar la dirección correcta a donde deben enviarse los fondos.

Una reclamación se cierra una vez que se ha generado. Por favor, espera hasta 15 días para recibir los fondos de pago. Contacta con UPS para reportar un pago por reclamación que falte.

Contactar a UPS

Evitar pérdidas o daños

Prevención de reclamaciones

Nuestro estudio ha determinado que, en la mayoría de los casos, los paquetes dañados o perdidos que han dado lugar a una reclamación, se suelen asociar con el hecho de elegir cajas o contenedores que son demasiado grandes o demasiado pequeños, por un acolchado insuficiente, por un etiquetado sin protección o por no tener instrucciones lo suficientemente claras.

Los artículos que se empaquetan en cajas demasiado pequeñas corren el riesgo de resultar dañados ya que no soportan el peso y se pueden abrir. Los artículos empaquetados en cajas o contenedores demasiado grandes o que no tengan el acolchado adecuado corren el riesgo de resultar dañados porque pueden chocarse con otros artículos de la misma caja o contenedor.

A fin de evitar estos problemas con el embalaje, te animamos a que sigas las reglas básicas que pueden ayudarte a ser proactivo a la hora de prevenir reclamaciones.

Más consejos para prevenir daños

Preguntas habituales

REALIZAR SEGUIMIENTO

Introduce hasta 25 números de seguimiento o de UPS InfoNotice® y conoce al instante el estado más reciente de la entrega para cada envío.